Y de la noche a la mañana me vi expatriada en El Cairo, viviendo entre pirámides, gatos resabiados y turbantes blancos...

martes, 10 de marzo de 2009

Yacoubian, Asswany. De azares y probabilidades


Ya os conté en cierta ocasión que un día, paseando por el downtown cairota, me paré frente a un inmueble antiguo con la extraña sensación de estar ante el edificio Yacoubian.

Cuando llegué a casa y miré la dirección que uno de los protagonistas menciona en la novela, comprobé que me había equivocado sólo por un número. Me qued
é maravillada por semejante coincidencia y porque mis pasos, se pararan en aquella calle y no en otra de las miles que trazan una ciudad de más de veinte millones de habitantes.

Pues bien, parece ser que esta casualidad no iba a ser la única y el caprichoso azar dispuso que mi camino se cruzara de nuevo con esta fantástica historia.


Así que el otro día, después de aquella divertida reunión con mariachis y tequila, me volví a encontrar de manera inesperada, mientras sorteaba el tráfico de la ciudad cruzando callejuelas menos transitadas, con otro edificio cuyo cartel de neón me hizo pegar un brinco.

Lo vi de refilón. El cartel estaba encendido y colgaba revirado de la fachada. Me pareció leer su nombre, Asswany, dentista. Me quedé boquiabierta, estaba segura de que era la consulta del autor del "Edificio Yacoubian", que además de escritor es médico.

En cuanto tuve oportunidad volví a pasar por allí. El libro me pareció tan interesante que estuve valorando la posibilidad de dejar sacarme una o varias muelas y
aprovechar el momento para hablar con él, aunque fuera entre babas y alcoholes, pero qué queréis que os diga, la idea no me sedujo lo suficiente y preferí quedarme con su literatura. Vida y azares.




14 comentarios:

Rachel dijo...

Que suerte que vayas encontrando todos estos lugares por azar...es una maravilla. Por cierto, ni se te ocurra dejar que te arraque una muela!!jijiji
Un abrazo muy grande Celia,
Raquel

Anónimo dijo...

Jajajaja... Eres Genial. Llegué a tu blog cuando andaba flotando en mi nube de ilusión (y miedito) ante la posibilidad de vivir en Egipto. Aun no se que suceda con eso, pero me he hecho tu fan y periódicamente me asomo a ver si ya agregaste algo.

Un abrazo Mexicano. Lupis

C.Ruiz dijo...

Rachel, qué casualidades, verdad? seguro que en Bilbao que es mucho más pequeño no nos pasa algo parecido...

Lupis, bienvenido al blog...no sé si sabes, pero soy "mexicana de adopción" viví 8 años en tu tierra...
Desde luego, si vienes a Cairo, te pasará de todo,pero no te vas a aburrir...

Un abrazo a todos!

Nativi dijo...

Quizá si analizamos las probabilidades no es tanta la casualidad.
Me llama la atención que en el luminoso aluda a su formación en EEUU, y desde luego el estado en que se encuentra, teniendo en cuenta que este hombre no tendrá dificultades económicas.
Espero que el material con el que trabaja esté en mejor estado.
Por qué allí todo aparenta tan envejecido, es la polución, que no lo cuidan, o quizá una cosa conduce a la otra.

Un abrazo

C.Ruiz dijo...

Nativi,
la alusión al título debe ser por el prestigio que da a un dentista haber estudiado en USA, son realmente buenos en esa especialidad y sí, yo también pensé lo mismo del estado de las cosas, en este caso no es una excepción, así son la mayoría de las fachadas de la ciudad. Me cuentan que hubo otros tiempos en los que la ciudad era realmente preciosa y limpia, pero yo, debí llegar tarde.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Me alegro de que sigas contandonos historias siempre me alegra las mañanas descubir una nueva!!
Besitos.

Fernando Romero dijo...

Celia te dejo un saludo, descubri readers de google y es mas facil leer cuando publicas algo, lo malo es que no me pone los coments de tus entradas, me gusto la referencia a los tequilas y el mariachi mas mexicana no podrías ser!!

C.Ruiz dijo...

Hola Amparo, como siempre un gusto verte por aquí.

Fernando, lo del reader es una maravilla,yo lo descubrí hace tiempo y me parece muy práctico para ver las actualizaciones de los otros blogs,aunque cuando quieres dejar un comentario siempre tienes que entrar en la página.

Un abrazo!!!

Marcoiris dijo...

Casualidad o causalidad? esa es la cuestion...

C.Ruiz dijo...

Causalidad? sincronicidad que diría CG Jung?? Interesante tu planteamiento, tendré que pensar sobre eso.

Un abrazote

Alfredo dijo...

Celia:

Más te vale que no te hayas dejado arrancar de un tirón las muelas. Aunque el Dr. sea educado en EE UU. En fin, vaya aventuras las de usted.

Saludos cordiales,

Alfredo.

josé javier dijo...

Al final voy a tener que buscar el libro y leerlo...
n abrazo. J.J.

Noemí Pastor dijo...

Leyéndote me invade la nostalgia de El Cairo. Cosa extraña, porque no he estado allí nunca. ¿En otra vida, quizás?

C.Ruiz dijo...

Noemí,
piensa en todos los escritores que escribieron sobre los paisajes y acontecimientos de lugares que jamás visitaron, seguro que has oído hablar del autor alemán del s.XIX-XX (para jóvenes) Karl May que escribió una biblioteca entera sobre sus "viajes" al Oriente y al lejano Oeste sin haber salido de su casa jamás...

Creo que lo importante no es la realidad, si no lo que ocurre en nuestro cerebro.

Por cierto, ya visité la nueva página de chicas, pero tengo que dedicarle más tiempo y ahora tengo tan poco...

Un abrazote