Y de la noche a la mañana me vi expatriada en El Cairo, viviendo entre pirámides, gatos resabiados y turbantes blancos...

martes, 5 de agosto de 2008

Indumentaria de la mujer árabe. De abayas y picardías.

Una de las cosas que más nos trae de cabeza a los occidentales es la indumentaria de las mujeres en países musulmanes.

Yo tuve una amiga mexicana que había vivido algunos años en Jordania y que allí intimó con otras chicas latinas. Ni que decir tiene que la mayoría vestían a la occidental, pero había una brasileña, me contó curiosa, que se veía obligada a vestir una tradicional abaya, un abrigo negro que llega a los pies y que visten muchas mujeres en los países árabes.

Puse el grito en el cielo, imaginándome a esta mujer contoneándose en otros tiempos, a ritmo de Carlinhos Brown, oculta y sin curvas detrás de largas gasas y velos. En contra de lo que podríamos pensar, esto no la deprimió, confesó mi amiga, y tan pronto se presentaba la ocasión, se quitaba los trapos y movía el trasero promoviendo la samba entre sus amigas. Y el calor? cómo sobrevivía a los 40 grados entre tanta tela?, bueno, dijo, muchas veces sólo llevaba debajo un tanga que enseñaba descarada a sus amigas entre risitas ahogadas.

Y así me quedé, con media sonrisa, pensando en la picaresca del asunto y no volví a pensar más en el tema, hasta que me tocó dar uno de mis primeros paseos por El Cairo antiguo, la parte más islámica de la ciudad. Allí confronté de nuevo el tan traído y llevado vestuario, viendo pasar a cientos de mujeres de negro, las más conservadoras tapadas hasta los ojos, con guantes y calcetines que esconden cualquier atisbo de piel.

En los mercados locales las ves por todas partes, en grupitos familiares, curioseando por todos los puestos y escarbando entre las pilas de medias, bragas y sujetadores de copas extra-extra grandes. Me resulta contradictorio que los vendedores, todos hombres, parezcan no tener ningún pudor a la hora de ofertar estas mercancías tan íntimas. Y los mariditos? Qué pensarán?.

Paseando, me encuentro con una calle de tiendas especializadas en moda femenina. Echo un vistazo y me quedo boquiabierta. En el exterior cuelgan provocativos saltos de cama rojos transparentes, con plumas de marabú, vestidos entallados de lentejuelas con una especie de agujero central por el asoman hasta los calcetines , pantalones de talle descaradamente bajo, vamos, el paraíso de una stripper profesional. Lo que más perpleja me deja, es que al público que abarrota la tienda, todo mujeres, no llegas a verle ni un centímetro de piel, todo lo llevan cubierto, solo sus ojos curiosos se mueven rápidos de prenda en prenda.

Y esto no debe ser algo insólito. Ya lo dijo Torralbo, el diseñador español que trabajó durante varios años para la casa real de Arabia Saudita. Sus mujeres son las más sexys del mundo, son las únicas que en privado se atreven a vestir modelos transparentes que dejan ver la casi totalidad de su cuerpo.

Algo para sonreir y pensar, sin duda.

10 comentarios:

Tareixa dijo...

No imagino a algunas de esas obesas matronas egipcias enfundadas en los niqabs, llevando sexys picardias en el interior, je, je..¡Que contraste!

Kadesh dijo...

Cuando ví a una mujer por primera vez vestida de negro, totalmente tapada me dieron las siete cosas. De solo pensar que se estaría asfixiando de calor, me dio hasta penilla... pero claro, me puse a curiosear por internet y descubrí que muchas veces, debajo, llevaban ropa muy ligerita y muchas veces provocativa... me quedé a cuadros.
Pensé que estarían totalmente vestidas debajo jajaja.
La verdad, ellas se encuentran cómodas así y solo a su marido le enseñan sus curvas y picardías :D
Si es que, como bien me digo muchas veces, hay que informarse antes de pensar mal o a destiempo.
Muy curiosa esta entrada!

susana dijo...

no creo que la sensualidad esté reñida con los vestidos (habbayas?)que ocultan casi totalmente el cuerpo, sino todo lo contrario.ni que decir tiene que ellas saben manejar magistralmente la pequeña extensión de piel que llevan descubierta; una media sonrisa, una mirada de soslayo, una caida de ojos pintados con khol, parece que puede llevar a un hombre al paroxismo.
os envío un fragmento de "el palacio del deseo" de naghib mahfuz (premio nobel y cairota como sabeis)en el que me impresionó como se acrecienta el deseo de un hombre al no poder ver ni conocer los contornos del cuerpo de la amada.
".... Quieres llenarte los ojos de ella, reconócelo. Quieres tener las dimensiones de su elástico cuerpo..., contemplar su sonrisa y su modo de bajar los párpados..., seguir las yemas de sus dedos teñidas con alheña...."

otro asunto es el de los derechos de las mujeres, del que podríamos hablar largo y tendido.
pues eso, besos

neurotransmisores dijo...

La tradición nos marca los pensamientos, sentimientos y puntos de vista.

saludos.

Germán dijo...

Yo estuve el verano pasado (agosto) en Estambul y no acabo de entender que pecado han cometido aquellas mujeres que tienen que ir con la cabeza tapada, gabardina hasta el suelo y manga larga, mientras que sus amigos, novios, maridos van de manga corta. Eso sin hablar de caras tapadas.
A mi me gusta el nudismo; tal vez sea menos erótico pero es mucho más higiénico.
Interesante Celia. Un saludo,
Germán

C.Ruiz dijo...

Germán,te sorprendería saber cuántas mujeres llevan el velo con total convicción. Claro que muchas de ellas saben los derechos que les hacen falta y luchan por ellos, pero están seguras de que el modelo occidental no es para ellas y no quieren que se les aplique,fomentan su propia identidad y quieren resolver sus problemas desde dentro. Hay una pensadora egipcia muy famosa que aboga por la caída de todos los velos, también el del maquillaje y el de la cirugía estética...
Si quieres saber más de ella aquí su página http://www.nawalsaadawi.net/
está en inglés, pero si buscas en google hay muchas entradas en español.
Desde aquí te mando un abrazo!

C.Ruiz dijo...

Susana,
yo conozco la palabra Abaya, tal y como la acabo de escribir...la aprendí en la lista de la tintorería, jajaja. Aunque he visto que también se utiliza como la escribes tú, pero no conozco las diferencias.
Saludos!

L.P. dijo...

Viajando por Europa en este verano, he notado que todas las chicas e incluso las mujeres de cierta edad llevan el tanga al aire libre y mientras antes se veia el ombligo, hoy en día las calles están llenas de medios culos. Yo vivo en Oriente Medio y puedo entender que haya una cultura femenina que se niege a adaptarse al mandato masculino de la moda de occidente.

Germán dijo...

Interesante propuesta la que mencionas. Es evidente que los distintos "velos" no son exclusivos del mundo árabe.
Mi pensamiento vuelve al nudismo, a una pareja de ancianos, sin más velos que una cachaba y unas chanclas, paseando debajo de los pinos.

Anónimo dijo...

Ideal para viejas, mujeres sin dientes, golpeadas por los maridos (así no se ven los moretones).
Antihigiénico como leí por ahí, además el sol es necesario ya que se convierte en vitamina D, pero que le podemos pedir a estos pueblos ignorantes, en donde el 50% son analfabetos y eso aunado a la "religiosidad". ¡Pura hiporesía!, así se esconden, pueden cometer fechorías.
En fin, no vale la pena hablar de esa indumentaria horrorosa que ellos defienden diciendo que es elección, MENTIRA!, la presión social y religiosa es superior.