Y de la noche a la mañana me vi expatriada en El Cairo, viviendo entre pirámides, gatos resabiados y turbantes blancos...

viernes, 21 de noviembre de 2008

El Festival Internacional de Cine de El Cairo. Una historia que va de flashes y olvidos

Hace un par de días comenzó el festival internacional de cine de El Cairo con España como invitado de honor.

No se si lo sabéis, pero Egipto tiene una industria cinematográfica importantísima, que exporta a todo el Medio Oriente no sólo películas, sino también telenovelas de éxito y que mantiene a todo el mundo árabe, literalmente, pegado a la pantalla. Todas estas historias de diversión o pasión, de ahora te quiero, ahora te odio, me caso contigo o te abandono y los litros de lágrimas vertidas, han conseguido lo que el profesor más hábil jamás hubiera soñado y es que en el resto de los países vecinos, desde la abuela analfabeta hasta la nieta, más leída, hayan aprendido a través de estas historias el idioma coloquial árabe-egipcio.

Pues bien, el día de la inauguración del festival me tocó currar y tuve que dejarme caer por allí. Desde una posición privilegiada, pude contemplar a todo el repertorio de estrellas nacionales e internacionales que fueron paseándose por el magnífico Cairo Opera House. Entre otros estaban Susan Sarandon, de marrón y tambaleándose en unas plataformas imposibles, Goldie Hawn, como una quinceañera de sonrisa traviesa (que alguien me diga qué edad tiene esta mujer, plis), Julia Ormond, muy mona y divertida y haciendo de maestro de ceremonias, como no, el fantástico Omar Sharif.

El inicio del espectáculo se retrasó un buen rato y conservar mi estratégico sitio y otros más que tenía en "custodia" me costó lo mío, porque cada vez que me levantaba, alguna voluptuosa actriz egipcia se empeñaba en ocuparlo. Me vino muy bien no saber quién era quién, ni conocer la importancia de todas aquellas mujeres de melenas rizadas, para poder decir sin escrúpulos ni vergüenzas que hicieran el favor de buscarse otro sitio que no estuviera reservado. Pero claro, la misión era imposible y sino me creéis, imaginaros que tenéis que arrancar de vuestro asiento a la Carmen Maura egipcia, por ejemplo.

Fue una noche de maquillaje y pelucas, sedas, lentejuelas y algunos litros de silicona bien y mal repartida. El evento discurrió en medio de la improvisación, unos entraban al escenario y otros salían sin saber muy bien qué hacer o dónde colocarse, mientras Mr. Sharif, que tiene un talento increíble para restar importancia al desorden, hizo que aquella gala fuera uno de los espectáculos más divertidos a los que he acudido.

Después de un par de horas, cuando ya se habían repartido montones de estatuillas, la diversión llegó a su fin y se acabó la fiesta. Nada raro, por otro lado, si omito un "pequeño" detalle y es que en medio de aquel barullo, se había clausurado la gala sin presentar a los actores españoles invitados que esperaban su entrada triunfal tras bambalinas.

Os digo una cosa, estas situaciones ponen los ánimos bastante caldeados, pero en este caso, se tomó todo con mucha diplomacia y buen humor. Se improvisaron palabras de última hora y se sacó a todo el grupo a saludar. Se oyeron aplausos, alguna ovación para contrarrestar y la cuestión no pasó a mayores.

Al final de la noche, me reafirmé en el convencimiento de que se es mucho más feliz cuándo se acepta sin grandes aspavientos, que las cosas pueden no funcionar como uno quiere, cuando comprendes que lo que es importante para ti, no vale nada para otros, entonces libre de carga, disfrutas de lo que ves y recibes. Y aquella noche, fue así para muchos.

Nota: las fotos están sacadas del daylife.

13 comentarios:

josé javier dijo...

Buenas noches, Celia, buena filosofía, casi destila "saber oriental", de que te vas impregnando y nos sabes transmitir.
Ten un buen fin de semana.
Aquí, en el occidente más occidental de Europa, transcurre el otoño plácidamente, disfrutando del buen clima y de los nuestros, como siempre.
Un fuerte abrazo. J.J.

Germán dijo...

Hola Celia. Se ven pocos velos en esta gala, tal vez ninguno. No se como ven estas cosas las mujeres que los llevan; supongo que alguna pregunta quedará en sus mentes.
Un abrazo, Germán

C.Ruiz dijo...

J.J, el otoño siempre fue mi estación favorita, qué suerte la tuya, por aquí nos van abandonando las altas temperaturas y nos sigue quedando el desierto, aunque bonito, pelado de vida "vegetal" en todas las estaciones.

Germán,
lo mismo me pregunté yo. En esta gala no se vieron apenas pañuelos, tanto las actrices como las mujeres de la sociedad cairota iban igual de escotadas que las extranjeras, algo difícil de encontrar cuando vas caminando por la calle...

Jelens dijo...

Jope! Que pasada!
Nunca estaré en ningún estreno de esos y tampoco tan cerca como para poder ser sus caras si no es en la tele.
¡Que envidia! Tuvo que ser una espectacular vista y unos momentos inolvidables.
De mayor, quiero ser como tú jajaja, te lo juro, joer, que vida tan envidiable :D. Me lo pido por navidad jajajaja.

Flipa: Goldie Hawn nació el 21 de noviembre de 1945, osease, tiene 63 años!!!!! Diox, como se cuidan algunas O_O

C.Ruiz dijo...

Jelens,
gracias por el dato! no se si todavía habría que añadirle alguno más que se habrá quitado, pero de todas formas está increíble y sonríe como una cría.

Tareixa dijo...

Uy, cuanto glamour. Yo en esto del famoseo no me entero de mucho, entre tanto maquillaje, modelitos de marca y silicona no distingo a unos de otros, je, je.
En cuanto a lo que me decías en mi blog, te aseguro Celia, que dejaría de comer jamón y chorizos el resto de mi vida, por volver a pasar unos días donde tú estás. Y mira que el jamoncillo me gusta, pero nada, lo dicho, a dieta rigurosa sin problema alguno por repetir la experiencia.

Petrusdom dijo...

Descubro tu blog y leo con interés, porque de ese otro lado del Mediterraneo sólo nos llegan noticias que huelen a sangre y muerte.
Gracias, además ha coincidido con el artículo del domingo de mi admirada Maruja Torres que habla de tu ciudad.

Saludos cordiales.

Noemí Pastor dijo...

Vistosa feria de las vanidades. Quizás a Goldie Hawn la rejuvenece también la sonrisa, además de la cirujía. Lo probaré. Besos.

JAVIER dijo...

Mira tu, no tenia ni la menor idea que por alla se producian novelas. Seria interesante ver una de ellas y poder compararlas con las mexicanas, peruanas o colombianas.Buen dato.
Aca en Japon tambien se realizan novelas pero son para llorar por lo malas jajaja...

Saludos desde Japon.

C.Ruiz dijo...

Noemí,
aparte de vanidad, todo la cadena de efectos secundarios que esto conlleva y es que algunos son realmente insoportables. Por otro lado no se si lo de Goldie dará resultado, cuando la miraba, a unos 5 metros,me daba un poco de "miedo" y me acordé de esa maravillosa peli de Betty Davis "Qué fue de Baby Jane".
un abrazo.

Petrusdom,
Tienes razón, las noticias que nos llegan son siempre las peores. Cuando llegué a El Cairo tuve que empezar de cero e intentar ver este mundo a través de mis propias experiencias y lo que he descubierto no tiene nada que ver con lo que aprendí en los medios de comunicación.

Por cierto, me gusta tu nombre,suena a catedral e historia.
Un abrazo!

Noemí Pastor dijo...

Es cierto. La gente con la cara requeteplastificada parece una mascarita de las de asustar. Mira Michael Jackson.

C.Ruiz dijo...

Hola Javier,
en las fotonovelas de aquí aparecen grandes familias y grandes dramas, creo que como en todas, pero claro, cada una reflejará los problemas de su propia sociedad.
Lo que daría por ver una japonesa!
Un abrazo!!

C.Ruiz dijo...

Noemí,
mucha razón tienes.
Mira a Mrs. Borbón, un par de retoquitos más y también se parecerá a Michael Jackson.
Abrazos