Y de la noche a la mañana me vi expatriada en El Cairo, viviendo entre pirámides, gatos resabiados y turbantes blancos...

martes, 1 de septiembre de 2009

De fobias y tolerancia compartida.

El hombre, curioso espécimen, experimenta un abanico de fobias tan amplio como sus propios miedos y singularidades

Para empezar, podríamos nombrar a aquellos que no soportan a los que son diferentes y viven diferente, a los menos agraciados, a los gordos, flacos, altos o bajos, a los de otro color, incluido el blanco; también tenemos a los que tienen miedo de los vecinos o de los "desconocidos", de los que hablan otra lengua, de las demás religiones o los que temen el avance de la ciencia. Como veis, se podría hacer una lista interminable y si nos preguntáramos a nosotros mismos, qué opinamos al respecto, no saldríamos bien parados.

Aunque el panorama no parezca muy alentador, creo que no es justo generalizar, como si la humanidad al completo se hubiera puesto de acuerdo -harto improbable- y compartiera al unísono ciertas posiciones paranoicas.

No hay cosa que más rechazo me produzca que las etiquetas. De ahí, que se me pongan los pelos de punta cada vez que oigo a algún periodista utilizar irresponsablemente el término "islamofobia" y atribuir a la sociedad occidental tan deplorable atributo, como si por obra y gracia de nuestro Señor, todos estuviéramos revestidos de un odio acérrimo e irracional hacia esta religión y además nos empeñáramos en hacerla desaparecer.

De la misma manera, me horrorizan las publicaciones y emisiones de ciertos canales de televisión, que se empeñan en mostrar imágenes manipuladas de la realidad que se vive en los países de credo musulmán y sacan siempre a colación el odio entre religiones, el barbarismo y el retroceso en el que viven todos los musulmanes del mundo, como si las características de algunos fueran aplicables a la totalidad de la humanidad. Sencilla operación para fomentar el odio a través de la mentira y la manipulación.

Y aunque ni unos ni otros seamos tan "malos" como nos pintan, si es cierto que tenemos nuestras dificultades para convivir en paz. Unas veces falla el anfitrión, otras el invitado y en el peor de los casos, los dos y nos sentimos avasallados o perseguidos dependiendo de nuestra posición.

Si a veces nos resulta difícil acoger al vecino, al que vive y piensa como nosotros, qué ocurre cuando el invitado llega de una cultura diametralmente opuesta a la nuestra? ¿cómo reaccionamos, le toleramos?, ¿cómo conservamos nuestra libertad sin suprimir la del otro?.

Al hilo de esta reflexión, os incluyo un artículo de Nicole Muchnik en EL PAÍS
"El burka llega a nuestras puertas"

11 comentarios:

Miércoles dijo...

En cuanto a la manipulación informativa, me preocupa más la velada que la abierta. Hace unos días pusieron un programa de Callejeros Viajeros. Enseñaron Arabia Saudí: lo integrista, lo liberal, los más ricos y los más pobres. Después sacaron Londres. Pensé que entonces harían lo mismo pero, mientras el Palacio de Buckingham salió tres veces, el East End ni se mencionó. Hay más temor a enseñar una ciudad supuestamente tolerante con objetividad que un burka.

Rachel dijo...

La manipulación está a la orden del día, debemos ser suficientemente capaces de verla. Una vez escuche esto: lee todo lo que escriban sobre algo en los diferentes medios, haz un análisis y no te creas nada.

mabel dijo...

Pues claro que hay manipulación, pero en todas las cuestiones de la vida. Nos manipulan para votar, para elegir y hasta para decidir, pero en mi torpe entendimiento no entiendo por mas vueltas que le dé el que alguna mujer, aunque solo fuera una, elija por propia voluntad ponerse un burka.

Germán dijo...

Interesante Celia.

Tal vez sea necesario esperar unas generaciones para que las cosas vayan a su sitio. Solo recordar como afectaba la religión a la vida de nuestros abuelos y abuelas.
Y confiar que sigan funcionando las escuelas, independientemente del sexo de sus alumnos/as.

No obstante, a mi las religiones monoteistas (en este momento, especialmente el Islam) me caen mal. Ya se que es mucho generalizar, pero es lo que siento.

Marcoiris dijo...

Es el miedo a lo desconocido. Cuando te familiarizas con lo que temes, el temor desaparece. hay una cita de krishnamurti que me gusta mucho "haz lo que temes y el temor desaparecerá"
besines :O)

Anónimo dijo...

Pues si, creo que todos en su parte llevais razón, solo hay que leer un poco e informarse y entonces igual los malos no son tan malos y los buenos no son tan buenos. :)
La manipulación que hacen sobre nosotros los medios informativos eso si que da miedo..:( en todos los temas (sea crisis, gripe, religion...etc).
Mabel si se elije por propia voluntad bendita sea!!...si ella es feliz asi...solo hace falta que el resto la respete, no trates de entenderla.
Sera muy dificil eliminar fobias e intolerancias mientras tengamos miedo.
Besitos para todos.

C.Ruiz dijo...

Miércoles,
esto es lo típico,siempre desviamos la mirada de lo que tenemos cerca, es menos comprometido.

Rachel,
uno no tiene más que leer los periódicos nacionales y fijarse en la primera página para ver de qué pie cojea cada uno.

Mabelín,
yo tampoco lo entiendo.
Muchas mujeres que lo llevan dicen que el burka es una cárcel,pero que las libera de las agresiones y miradas lascivas de los hombres...

Germán, no sé si las futuras generaciones pondrán las cosas en su sitio, por aquí se ve un retroceso importante,en relación al siglo pasado. De lo que hay que ocuparse es de que a nosotros no nos pase lo mismo.

Marcoiris,
Amén, amén,amén.

Amparo,
ahí tocas el otro tema que me sorprende en estos días, la manipulación en relación a la pandemia de gripe A. Las farmacéuticas has sabido hacer caja hasta en época de crisis y los políticos???? siguen haciendo de las suyas.

Abrazos a todos!!!!!!!

ViVi dijo...

Me encanta lo que escribes.
Amo Egipto y me apasiona el mundo árabe.

Estoy contigo en que los prejuicios sobre el mundo musulmán son demasiado habituales.
Qué casualidad que la mayoría que etiqueta el islam ni lo conoce, ni ha convivido con él más de una semana.
Y qué casualidad que los que han pasado por paises árabes acaban enamorados de esa cultura (no sin su critica correspondiente)

Porque no es lo mismo árabe que islámico. Ni es lo mismo religión que fanatismo.

Un saludo.

Noemí Pastor dijo...

Querida C., estoy bastante de acuerdo con lo que has escrito. Cuando en mi círculo más cercano oigo frases racistas del tipo "todos los x son x", suelo preguntar: "¿A ti te gusta que digan que todos los vascos son terroristas?". A veces funciona.
Besos tolerantes.

Alfredo dijo...

Muy interesante y verdadero querida Celia. Es por ello que no puedo ver las noticias sensacionalistas de los noticieros en EE UU. Cuando tratan temas relacionados con América Latina, siempre tienen que hablar del narcotráfico, inmigración ilegal, baja educación hispana, etc. y todo con conotaciones negativas para el grupo hispano. Es nefasto y muy importante el saber analizar las noticias y absorber lo positito.

Saludos cordiales,

Alfredo.

Noor dijo...

Querida Celia, he descubierto tus cuadernos y estoy muy de acuerdo con el enfoque que das a los temas, en particular, yo estoy casada con un Cairota musulman y desde mis primeros contactos con miembros de su religión, alucino con la desinformación y la manipulación que se hace al respecto. Como aquí decimos: "En todas partes cuecen habas y en mi casa calderadas". Personas extremistas y desviadas de la razón, las hay en todas partes pero me duele en el alma sobre todo, cuando se habla de atentados terroristas y se les bautiza con el nombre de terrorismo islamico,desde ese punto de vista, porqué no decimos terrorismo vasco cuando hablamos de Eta??
Por favor, nunca meter a todos en el mismo saco. NO PUEDE HABER TERRORISMO ISLAMISTA PORQUE EL ISLAM, PROHIBE EL SUICIDIO Y EL ASESINATO INDISCRIMINADO. Para evitar todo esto: la solución es la información y la tolerancia.