Y de la noche a la mañana me vi expatriada en El Cairo, viviendo entre pirámides, gatos resabiados y turbantes blancos...

domingo, 20 de diciembre de 2009

Un carné por puntos, pero de sutura.

Hoy he llegado a casa y me he encontrado a Heba con un ojo morado.

Ayer, en una llamada telefónica ya me había puesto en antecedentes de algún penoso suceso ocurrido el día anterior, pero como no entró en detalles, no le dí demasiada importancia.

Sin embargo hoy, al verla con ese ojo a la virulé, me he temido lo peor y le he pedido que me contara con detalle el percance. Sin hacerse de rogar y entre llanto y mocos me ha desmenuzado los pormenores de una historia que no podía ser más cairota, por lo surrealista, digo.

Para poneros en situación os diré que hace algunas semanas, la buena de Heba, andaba dando volatines de alegría ante la posibilidad de adquirir un coche a través de un préstamo que le iba a dar su tía. Tal era su alegría que se olvidó literalmente, de planchar, lavar y de hacer cuanta tarea doméstica le encomendé.

Conducir no sabía, me dijo, pero estaba dispuesta a aprender todos los misterios que encerrara el caos circulatorio de esta ciudad adalid del "mira-como-hago-lo-que-me-da-la-gana".

Pues bien, el otro día, para ir calentando motores, se había montado en el coche de su tía
con la intención de aprender el funcionamiento de pedales y volante y se había hecho acompañar además, por su prima, su hermana y su hijo de 2 años, .

Mucho público y muy delicado, me pareció para la primera sesión, pero no me pareció momento de andarme con ironías.

Me cuenta que se sentó al volante y comenzó a identificar todos los artilugios de arranque, hasta que por casualidad puso el motor en marcha, con tan mala pata que alguna de las marchas ya estaba puesta y el coche comenzó a circular ante el estupor de todos los pasajeros. Su tía, la experta, le gritó que pisara el pedal del medio para frenar, pero la pobre Heba, horrorizada, no encontró el freno, pero sí el acelerador y lo pisó con tal saña que el coche salió disparado por la avenida metiéndose en el carril contrario y chocando violentamente contra tres coches a los que desguazó.

Que no se llevara a ningún transeúnte por delante, fue la parte buena del asunto, porque me cuenta que la gente gritaba alarmada, mientras saltaban a los lados al ver un coche avanzando sin control.

El resultado fue un ojo digno de un combate de boxeo, cortes en la pierna y unos destrozos económicos a los que no podrá hacer frente, puesto que como tantos y tantos conductores no tenía seguro, todo un drama, me diréis. De la cárcel, me cuenta, se salvó de chiripa, porque fue su tía, que sí tiene el carné, la que se culpó del incidente.

Debo reconocer que la historia me puso los pelos de punta y me recordó otros muchos incidentes que acabaron peor y se llevaron por delante a unos cuantos inocentes.

Y como todo lo que le pasa a un buen creyente, sea ésto bueno o malo, es obra de Alá, nadie se pregunta por responsabilidades terrenales, así que espero que el mismo Dios que reparte suerte, nos proteja de semejantes imprudencias.

19 comentarios:

Rigo dijo...

¡Tremenda aventura!
Lo bueno es que nadie resultó muerto porqué entonces sí que hubiera sido trágico.
Ahora cómo le hará la pobre para pagar tanto desperfecto, me pregunto. Ya quedó vendida de por vida con su tía.
Excelente relato.

Miércoles dijo...

No me sorprende, tengo un compañero de oficina indio que se compró el coche antes de sacar el carné. Le pregunté si no sería mejor ir a clases primero y me dijo "Si yo ya piloto en dos ruedas, en cuatro será parecido ¿no?". Ni que decir tiene que el coche lleva meses quietecito en el garaje. Un amigo suyo me dijo que "es que en el Reino Unido hay muchas normas, yo cuando llegué no sabía qué era un seguro".

Mexiñol dijo...

Lo peor del caso es que luego te dan un golpe en el coche y ni vendiendo a su abuela pueden pagar los daños, así que terminas por arreglarlos por tu cuenta

C.Ruiz dijo...

Miércoles,
cualquier cosa que cuentes me la creo, lo malo es cuando te encuentras a uno de estos de frente, no sólo te atropellas, además no pueden pagarte los desperfectos...

Rigo y Santy,
seguro que sabéis a quien ha pedido dinero????a que sí????

Un abrazo muy fuerte y Feliz Navidad!

Rachel dijo...

Madre mia!!! Vaya aventura la pobre....menos mal que no pasó nada grave.
Feliz navidad guapa!!

antonio+alfonso dijo...

Querida! Una Feliz Navidad por alla en El Cairo! Como la vais a festejar? Cuentanmos un poco, sera interesante en medio de una multitud de musulmanes, ahora celebrando la mas cristiana de las fiestas! En Casa, Nacimiento o arbol? o ambas? Pavo o Bacalao?....estamos en suspenso hasta entonces!
Besos!
A+A

Moon dijo...

Madre mía!! me puedo imaginar el susto que habrá pasado la pobre chica. Dile que a la próxima (si es que después del esto, todavía se atreve) que practique en algún descampado o zona sin coches, aunque sé que en El Cairo, esto es casi misión imposible!!!

Por cierto, he descubierto tu blog hace tiempo y me encanta leerte!!.

Besos

Ángeles dijo...

Se me adelantaron en la pregunta...y tu...en la respuesta!!! Bueno, esas son las cosas de esos lares, no? Lo mejor...un año nuevo...lo peor...que seguirán igual (...y menos mal, porque si no? que nos tendrías que contar...todo sería aburrrriiidiiiisssimo!) jejeje Besos españoles y para tod@s que tengais una buena salida del 2009 y una mejor entrada en el 2010!

El Castor dijo...

Habiendo un desierto tan enorme no entiendo que no LAS obliguen a hacer las prácticas allí...

Alfredo dijo...

¡Pobre Heba! Vaya aventura.

Nativi dijo...

Feliz año nuevo Celia.Te sigo, como siempre.
Un beso fuerte.

C.Ruiz dijo...

De nuevo por aquí, después de un viaje con pocas facilidades de conexión y contenta de encontrarme este lugar lleno.

Unos días más en Colonia, helada, por cierto y me reincorporaré a mi rutina cairota, espero que con menos frío, pero más disciplina para seguir escribiendo.

Hasta entonces, os envío mis mejores deseos para este año con la ilusión de seguir compartiendo experiencias con vosotros.

Un abrazo y bienvenidos a los nuevos.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE:
CUADERNOS DEL CAIRO


DESEANDOOS UNAS FIESTAS ENTRAÑABLES OS DESEO FELIZ AÑO NUEVO 2010 Y ESPERO OS AGRADE EL POST POETIZADO DE LA CONQUISTA DE AMERICA CRISOL Y EL DE CREPUSCULO.

José
ramón...

Anónimo dijo...

Hallo!!! Frio en Colonia que dices!!! -12ºc y la gente paseando en las ferias de Navidad increible pero cierto. Lo más increible es que yo tambíen estaba allí tapada hasta arriba y bebiendo bluewine.
He pasado del país cálido al frio de Dusseldorf.

Me encanta leer tus aventuras.
Feliz año 2010.

Miss Mery Nile.

Lupis dijo...

Sé que estuviste descansando, pasàndotela super pero.. ¡Ya Regresa por fa..!!! Extraño leerte

Un abrazote desde MX

C.Ruiz dijo...

Miss Mery,
vaya coincidencia...pasamos de Egipto a Alemania como si nada...y la gente, claro que sale a pesar de las temperaturas. Acabo de regresar de un paseo con mucha nieve y frio y la calle estaba llena...no hay que perder la oportunidad de disfrutar, pase lo que pase.

Lupis,
ya mañana regreso y publicaré rápido. Un abrazo para México lindo y querido...

José Ramón,
gracias por el comentario tan poético que has dejado y bienvenido al blog.

Abrazos a todos y nos vemos a la vuelta

Mata Mariscal dijo...

¡Vaya anécdota! Algo similar nos ha pasado hace 2 años regresando de la playita el 1ero de enero en Xalapa. El escuincle que nos chocó no tenía licencia, pero conducía un carro de carga de 2.5tn.

Tuvimos el agrado de pasar de 12 a 21 hrs estacionados en aquel pueblo fantasma esperando a que el crío y sus parientes lograran juntar 40mil pesos para negociar con el ajustador de seguros, ya que ellos tampoco contaban con póliza.

Desde entonces cada que piso Xalapa reviso la vigencia de mi seguro y circulo por la acera.

Un fuerte abrazo a tí y a Peter.

C.Ruiz dijo...

Mathias,
qué gusto tenerte por aquí!
me dejas impresionada con la historia del muchachito y la recolección del dinero...no me digas que lo consiguió?

Besos para repartir a todos

Mata Mariscal dijo...

Regresó el padre de la criatura en la noche y él sí firmó un pagaré. Con eso dieron libertad a todos. Lo peor es que hasta a los damnificados, nosotros, se nos hizo esperar a que el culpable firmara. Medio burocrático el tema. Supongo que una de las firmas de la cultura mexicana...

Saludos