Y de la noche a la mañana me vi expatriada en El Cairo, viviendo entre pirámides, gatos resabiados y turbantes blancos...

domingo, 12 de octubre de 2008

Muqattam, sonrisas a pesar de todo.

Las calles del barrio están sin asfaltar, tienen una mezcla de piedras, deshechos, arena y lodo. A pesar de las difíciles condiciones, la gente se mueve con soltura entre los obstáculos, parece que llevan prisa. El panorama, irreal, me causa un gran estupor.

Montañas de desechos se apilan en las sucias fachadas de las viviendas, en los portales, en las destartaladas tiendas y también junto a los cafés, compartiendo las modestas terrazas con los fumadores de shisha. Mas adelante y casi en cada esquina se ven carros tirados por burros que arrastran lángidamente enormes bultos de basura. Los carreteros, sucios, desarrapados van azuzando a los pobres animales desde un trono de trapos, latas, y comida descompuesta. Mi vista no alcanza a ver nada que escape a esta inmundicia.

A pesar de ser domingo, se ve mucha actividad en el barrio. Algunos grupos de mujeres están sentadas en los portales de sus casas, escondidas entre pilas de basura que sólo dejan al descubierto sus cabezas. La escena me produce tal desconcierto y congoja que voy callada todo el trayecto. Ellas, por el contrario, se ríen a carcajadas y charlan distraídas mientras van metiendo sus manos en todas aquellas basuras sin nombre. El olor es terrible y las moscas, que encuentran un hábitat perfecto, lo invaden todo.

En los tejados se acumula el trabajo y las bolsas se lanzan de un lado a otro sin importar a quién encuentran en el camino. Hay chiquillos trabajando con soltura, mujeres, viejos y entre todos ellos, algunos cerdos husmeando ávidos los restos de algún festín que alguien disfrutó al otro lado de la ciudad. Es el momento de separar el tesoro, para todos hay algo. El 80% de lo que encuentran, se recicla para el propio consumo.

Hablamos de Muqattam, el asentamiento copto en las colinas de El Cairo y paradójicamente próximo a lugares emblemáticos, calles históricas e ilustres mezquitas.

El barrio, con una extraordinaria panorámica de la ciudad, da cobijo a una minoría cristiana de medio millón de almas que vive recogiendo y reciclando en sus propias casas los desperdicios de una ciudad de más de 18 millones de habitantes y que genera alrededor de 10.000 toneladas de basura diarias.

Y lo que todavía no me deja dormir, sonreían más que nosotros.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Increible!!!!, habia oido hablar de este barrio pero no habia visto fotos,y tú forma de explicarlo como siempre me hace vivir la situación.
Besitos y muchas gracias.

Tareixa dijo...

Este fue el barrio donde huvo el derrumbe hace poco ¿verdad?

C.Ruiz dijo...

Hola tareixa,
pues sí, se derrumbó una ladera llevándose las casas y sepultando a muchas personas. Al perro flaco todo son pulgas...
Un abrazo

Carme dijo...

No hubiera descrito mejor el Muqqatam. Cuanto menos tienes, más cuenta te das que poco necesitas...pero sin duda alguna tiene uno de los mejores tesoros: una sonrisa entre iguales!
Gracias una vez más Celia!

miguel dijo...

Que gran artículo Celia. Me he emocionado mucho al leerlo y eso que algo ya me habian contado...
Estoy leyendo un libro maravilloso que tiene algo que ver con sonrisas en medio de la pobreza más absoluta. Se llama "Las voces del desierto" (Ediciones B. Zeta bolsillo) y lo escribe Marlo Morgan, una americana que pasó una temporada con los aborigenes australianos.
Muy recomendable.
Un beso.

Anónimo dijo...

Miguel te encantara el libro!!..., yo lo he leido dos veces, cuanto tenemos que aprender...., ser felices.....
besitos.

susana dijo...

yo tambien conoci Muqqattam; la experiencia me hizo dar vueltas a muchas cosas que creia inamovibles en mi vida.
ahora la lectura del articulo de Celia me ha conmovido profundamente por su capacidad descriptiva, por su empatia, por la ausencia de morbosidad y porque coincido con ella en que la sonrisa de aquellos niños es tan perturbadora como balsamica. pero me sigue produciendo una inmensa tristeza su recuerdo. besos Celia

Jelens dijo...

No pensé que estaba tan dejado el barrio copto allí, me lo imaginaba de otra manera, más cuidado, más pulcro, no tipo estercolero.
No se donde leí que ser un copto en Egipto es ser un paria. Es ser una minoría que nadie acepta. Eres como un repudiado y... ¿sabias que el copto es el lenguaje que viene directamente de los jeroglíficos egipcios?
Tengo que buscar, indigar y aprender más. Gracias a tí he visto una cara que desconocía del barrio copto.
Un saludo!!

Anónimo dijo...

Jelens, esto no es el Barrio Copto, es un barrio que se llama Muqattam habitado mayoritariamente por coptos, pero también hay musulmanes....(sino me equivoco), el Barrio Copto que conocemos los turistas es donde esta situada el convento de San Jorge y la iglesia de Santa Barbara.
besitos.

C.Ruiz dijo...

Jelens, te comento lo mismo que Amparo,el barrio copto "conocido" de El Cairo, es el que alberga las iglesias y reliquias cristianas antiquísimas. A ese es al que van los turistas.

Este otro es un asentamiento copto donde viven 1/2 millón de cristianos pobres apartados de la mayoría musulmana y que continúan practicando su religión (son herederos de los primeros cristianos) y sus costumbres. No ves musulmanes, sólo al final del barrio empiezan otra vez a verse pañuelos y galabeyas...
Si te interesa el tema, me parece que en Internet encontrarás algún video, y ya sabes, entre pintxito y pintxito...

Manolo MP dijo...

Hola Celia, te escribía para decirte que te acabo de votar en lo del 20 minutos. Iba a haber votado uno de Francia, pero al final este me pareció más interesante por las descripciones que haces de los lugares, y por combinarlo con experiencias propias de la gente del lugar. Chao.

C.Ruiz dijo...

Manolo, muchas gracias.
Además aprecio mucho tu voto, que viene de un maestro.
He entrado en los premios 20 minutos y resulta que ayer me dieron algunos votos más y me colocaron en la quinta posición, vamos a ver a dónde vamos en los días que quedan...
Luego me tomaré tiempo para visitarte.
Un abrazo

Alfredo dijo...

Me imagino y casi huelo esa basura y lodo. Cuando yo era un niño recogí lo que es "basura" para algunos y tesoros para los que la basura nos ayudó a sobrevivir. Para esos, es un tesoro. Aun recuerdo una crema para el cuerpo que encontré entre la basura. Olía a rancio pero como nos sirvió. Es mejor ayudar a los necesitados pero eso no siempre sucede y parece ser que cuando uno esta necesitado, nadie ayuda.
Saludos.

Miguel dijo...

Hola C.Ruiz:

Tu blog me ha parecido muy bonito, por eso lo he votado, dentro de poco tendrás un voto más, cuando te vote tenías 4. Además, he visto que tienes puesto para que ayuden a los animales abandonados.
También, quería pedirte que le echases un vistazo a mi blog, Dales una oportunidad…por si te gusta y te parece bien, lo votases. Es seguro que no va a ganar, pero si que será más conocido, así los perrillos tendrán más posibilidades de ser adoptados.

Enlace al blog: http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/categorias/solidario/D/

Un saludo y enhorabuena por el blog

Miguel dijo...

El enlace es este:
http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/categorias/solidario/D/

C.Ruiz dijo...

Alfredo,
cada día estoy más convencida de que nos sobra casi todo lo que tenemos, lo malo es que no lo repartimos, sino que lo tiramos...
No se si cambiaremos algún día.
Saludos!

Rachel dijo...

Que relato tan sobrecogedor, la verdad es que cuando estuve en el Cairo no visité este barrio, aunque pude intuirlo.
sonreían más que nosotros porque seguramente sean más felices ( no necesitan nada ).
Muchas gracias por contarnos estas cosas.
Un Abrazo.

Alicia M dijo...

Conozco El Cairo..tremendo problema la recogida de basuras, que los barrenderos parecen (o son?con los miseros sueldos)indigentes...
Acabo de descubrirte...un abrazo desde Lápices.

C.Ruiz dijo...

Alicia,lo de las basuras es tremendo, uno no puede imaginarse ese mundo sin verlo. Y todavía no se por qué tiene que ser así, por qué se llevan los desechos a sus calles, a sus casas, a los cafés...
Un abrazo, te veo por tu blog.

Anónimo dijo...

hola!
Es fácil ser cristiano..en un país cristianos, pero ser copto y vivir en semejante marginación sin perder la fe?Eso es meritorio, sin duda esta gente ya se ha ganado el cielo...

Anónimo dijo...

Hace poco vimos un programa de TV sobre los "zabalines" que recogen la basura de El Cairo. También fué conmovedor, sobre todo ahora, cuando los cristianos de Egipto (vimos como viven), son perseguidos y asesinados. Sin embargo, en el programa, se traslucía la dignidad de todos ellos, mujeres, muchachos y hombres. Deseo que su situación mejore, y que Egipto los proteja, como debe.