Y de la noche a la mañana me vi expatriada en El Cairo, viviendo entre pirámides, gatos resabiados y turbantes blancos...

jueves, 30 de octubre de 2008

TEL AVIV y los efectos secundarios.


Esto de andar de un lado a otro por el mundo, tiene sus efectos secundarios.

Hoy me he despertado de madrugada, con un brinco me he sentado en la cama y me he preguntado, pero dónde estoy? Como la respuesta no acababa de llegar he zarandeado todavía medio dormida a P. quién a su vez ha pegado un brinco y con cierta incredulidad me ha soltado, cómo que en dónde estamos? no sé!

Como yo seguía insistiendo, ha tenido que abrir los ojos y concentrarse, entonces soltó la respuesta que me tranquilizaría: Tel aviv. Claro! Tel aviv! llegamos anoche! ahhhhhhhh...esto fue suficiente, me escurrí cama abajo y tapándome hasta la nariz me dispuse a seguir durmiendo.

Y esta mañana, con un sol radiante, he salido a ver cómo sería la desconocida ciudad que ya una vez, me había quitado el sueño.

Si me preguntáis qué esperaba encontrarme, os tengo que decir que no lo sabía ni yo. Por un lado, tenía en la cabeza la importante carga bíblica que lleva toda esta zona, el rey David, Galilea, Belén, los corderitos, ya me entendéis y por otro la imagen de un país quizá marcado por su permanente conflicto bélico.

Sin embargo, Tel aviv es una ciudad moderna y llena de vida. Tiene la misma luz y vibrantes colores que muchas otras ciudades en el mediterráneo y es, sin duda, mucho más abierta que sus vecinas árabes. Sólo tienes que echar un vistazo a la playa, llena de sombrillas, tumbonas y bikinis. El panorama es como en cualquier playa del mundo, nada de bañarse vestida con largos hábitos negros o embutida en un neopreno negro a lo Cousteau.

En el malecón hay mucha actividad desde primeras horas de la mañana. Madres paseando con sus hijos, deportistas y jubilados estirando las piernas y montones de terrazas donde ver el mar tomándose una caña. Sí, una caña! aquí opera la misma ley que en el resto del mundo, "No se sirve alcohol a los menores de 18 años" , el resto puede hacer con su hígado lo que quiera y esto, para alguien que vive en el mundo árabe, donde no es fácil que te den un vino, supone una agradable sorpresa.

Continuará...

12 comentarios:

Rachel dijo...

Yo tampoc tenía una idea preconcebida de Tel Aviv y me alegra que sea como cuentas. Debe ser un respiro para tí estar en un país un poquito más parecido al nuestro.
Sigue disfrutando del viaje y, sobre todo, sigue contándonoslo.
Un Beso,
Rachel

Pedro Escudero dijo...

Israel fue una de los paises que con ganas me quedé de conocer durante mi estancia en Oriente Medio (no es que viese muchos).

Supongo que el detalle de poder tomar una caña tranquilamente no será apreciado por muchos si no han estado allí, pero tiene que ser todo un alivio :)

Un saludo,

Pedro.

Ps: Jedah es una ciudad más bien fea, aunque dentro de lo que es A. Saudí tiene su encanto. Tener mar siempre es un punto. De las ciudades suditas me quedo con una de provincias Tahir, en mitad del macizo montañoso, una autentica preciosidad, en especial la región. Por cierto,¿como conseguiste el visado para entrar en Jedah? Sí, soy un cotilla, pero no es nada facil...

Raúl Sánchez Quiles dijo...

Cuenta, cuenta... que no tengo ni idea de cómo es Tel Aviv y me llama la atención. Buenas fotos en el blog. Volveré. Si te gustan los relatos mínimos, sólo te pido 20 segundos de tu vida para que leas alguna de las historias de http://www.hiperbreve.blogspot.com (Hiperbreves S.A. en la categoría de ficción). Me gusta que me dejen comentarios y, si crees que merezco un voto, pues adelante, que me hace falta un empujoncito final. Muchas gracias

Anónimo dijo...

Hola ¿Qué tal? Soy La Chumi y te acabo de votar como mejor blog en tu categoría.Mañana viernes a las 0:00 puedes comprobar el voto. Mucha suerte!!!

La Chumi

C.Ruiz dijo...

Pedro,
tienes razón, entrar en Arabia Saudí es hoy en día casi imposible icluso para trabajar, pero como residente en Egipto me resultó más fácil conseguir el visado.

Raúl, gracias por tu visita. Ya conozco tu blog y te felicito.

Chumi, gracias por votarme.

Y para tí Raquel, un abrazo y como dice tu amigo en tu blog, no todo salió mal, el Athletic ganó!

Anónimo dijo...

Gracias celia de verdad siempre es una alegria leerte y empezar asi las mañanas, disfruta de tus aventuras y sigue compartiendolas con nosotr@s.
besitos.

Miguel dijo...

Aunque dicen que no es sana, qué envidia me da leerte. Me gusta tu día a día, seguiré pasándome.

Nos vemos

C.Ruiz dijo...

Hola Miguel,
gracias por tu visita, espero verte por aquí.
Un abrazo

Amparo, como siempre un abrazo, supongo que estaréis de puente o algo así por estas fechas, no?

Fernando Romero dijo...

hola Celia: hace poco vi una película de la cual no recuerdo el nombre trataba de la llegada en barco de los judíos a el país recién fundado y con tu post me viene a la mente reflexionar acerca de el poco tiempo que tiene el estado de Israel como país y de ahí que sus ciudades sean de pronto nuevas, comentas que es totalmente contemporánea ¿hay partes realmente antiguas de mas de 200 años? por ejemplo?

saludos
fer

C.Ruiz dijo...

Hola Fer,
pues sí que hay una zona antigua de Tel Aviv, se llama Jaffa y de acuerdo con el antiguo testamento data de la época del rey israelí Salomón que perdió la ciudad en manos de los egipcios en 1468 antes de Cristo. El puerto tiene algo así como 4000 años. Hoy, por cierto, la he visitado y es un lugar muy interesante.
Un abrazo y feliz día de muertos!

Jean Bedel dijo...

A bote pronto Tel Aviv e Israel por extensión parece, desde la piel de toro, un sitio peligroso y poco recomendable, pero aquí estás tú para informarnos en primera persona que no tiene porque ser así. Por cierto, te he votado para los premios 20blogs, ojala ganes !!! saludos.

Alfredo dijo...

Si yo supiera donde carajos se vota, con los ojos cerrados votaría por usted mi querida Celia. Muy interesante relato, como todos.